Página en periodo transitorio de mantenimiento. Puede sufrir problemas técnicos mientras se mantenga este aviso.
 
 

Ofertas de trabajo

  (316 mensajes)
  1. jxa
    Miembro

    Hola. Lo primero es daros las gracias a todos por vuestros consejos. Fui la semana pasada a una entrevista para Grand Step y estoy flipando con los comentarios.

    Me llamaron y me dieron cita para la siguiente semana a las 12:45. Sí que mencionaron el nombre de la empresa al presentarse (pero como todavía estaba medio dormido ni me había enterado), pero ningún detalle del puesto. También me encontré una oficina pequeña y con música reggeatonera sonando a todo volumen. Éramos varios los que esperábamos para la entrevista, tantos que no llegaban las sillas para todos en la sala. El chico que me atendió era muy educado y amable e incluso parecía interesado en mi CV. Me fue hablando de sobre qué consistiría el trabajo y me di cuenta de que era para comercial. Yo no me había inscrito en ninguna oferta de ese tipo, porque soy demasiado cortado para trabajar de eso. De todos modos, como estaba ilusionado por tener la oportunidad de conseguir un trabajo decidí seguir adelante. Me dijeron que volviera al día siguiente para acompañar a un coordinador y ver cómo trabajaba.

    Al día siguiente más de lo mismo. Me habían dicho que no tendría que esperar, pero volví a la sala de espera improvisada. Parece que hay muy buen rollo entre los empleados (besos y abrazos cada vez que alguien entraba o salía de la oficina), pero no es más que fachada, escuché varias puyitas veladas de la gerente a una de las empleadas (y esto en público, delante de los candidatos). Entonces me llamaron y me presentaron al coordinador con el que trabajaría. Se encargaba de conseguir socios para ONG. Fuimos de camino a nuestra zona, pero antes él y sus compañeros pasaron por el supermercado para la "pausa" para comer. Para empezar de pausa tenía poco, porque comían de camino a su zona de trabajo. Pero lo que más me sorprendió fue lo que comieron: una cutre empanidilla y... ¡una lata de Redbull! Y el coordanidor me empezó a preguntar que si me gustaba el Redbull y lo tomaba normalmente en época de exámenes, entonces empecé a sospechar que el horario flexible que me habían vendido el día anterior no era tal. Pero lo peor fue cuándo comenzamos a parar a la gente. Además de contar siempre el mismo rollo cómo si se hubiera aprendido un guión, lo que me sorprendió fue el poco respeto a los potenciales clientes. "A esas no las paramos, que son rumanas", "¿Te has fijado en la pinta de p*** que llevaba esa?", "Ese parece como si tuviera un retraso mental, ¿no?"... entre otras perlas. Por suerte eso sólo duró una hora, me dijo que me podía marchar. Antes de despedirme me pidió el número de teléfono y me dio un folio. Allí describían los distintos niveles, desde el más bajo vendiendo en la calle hasta los de gerencia. También ponía los documentos que necesitaba llevar para firmar el contrato en el caso de que me llamaran (fotocopia del DNI, fotos tamaño carnet, tarjeta de la seguridad social y fotocopia del número de cuenta bancaria). Pero lo más soprendente es el nombre que aparece, ya no son Grand Step, ahora son Kiron Marketing (que ni siquiera tiene página web). Esa misma tarde me llama el chico que me entrevistó y me dice que estoy seleccionado, que me puedo pasar la próxima semana para empezar a currar. Y bueno, esa es la historia... ¡a seguir buscando curro!

    Publicado hace 1 año #

Feed RSS para este tema

Responder

Debes Identificarte para publicar.